Centro de Asesoramiento Económico-Financiero, Presupuestario y Tributario de la Diputación de Cádiz

 

MINISTERIO: Los ayuntamientos podrán destinar parte del superávit de 2019 a financiar políticas sociales.

CONTESTACIÓN A LA CONSULTA EFECTUADA DESDE EL OBSERVATORIO DE ENDEUDAMIENTO DE COSITAL RELATIVA A LA INTERPRETACIÓN DEL ARTÍCULO Nº3 DEL REAL DECRETO LEY 8/2020, POR LO QUE RESPECTA AL DESTINO DEL SUPERÁVIT DE LAS ENTIDADES LOCALES.

24/03/2020

Desde el CAEL, hemos sido informados de respuestas ofrecidas por la  Subdirección General de Estudios y Financiación de las Entidades Locales, a través de su Subdirector General, a las cuestiones planteadas por el Observatorio de Endeudamiento de COSITAL realizadas el pasado 20 de marzo de 2020.

Las preguntas están relacionadas con el art. 3 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 marzo (BOE nº73 de 18 de marzo) y el destino del superávit del 2019 (posibilidad de destinarlo a la financiación de gastos de inversión). La redacción del citado precepto provoca importantes dudas que es necesario dilucidar para que las Entidades Locales puedan aplicar su superávit cumpliendo el Real Decreto ley 8/2020 y con la agilidad y eficiencia que la gravedad de la situación requiere.

Las cuestiones planteadas son 5:
1º- ¿La prórroga a la que se refiere el apartado quinto de la Disposición Adicional sexta de la Ley Orgánica de Estabilidad presupuestaria y Sostenibilidad Financiera es la que se materializa a través del Real Decreto ley 8/2020?. ¿Sólo podrá destinarse el superávit a los gastos previstos en el Artículo tercero del citado Real Decreto y no a los gastos que prevé la Disposición Adicional decimosexta del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales?

2º- ¿Sería posible aplicar el superávit dentro de la política de gasto 23 a gastos corrientes tales como gastos de personal, contratos de servicios y ayudas a familias, para realizar las prestaciones señaladas en el apartado segundo del Artículo 1º del Real Decreto ley 8/2020?

3º- En el caso de las Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares, ¿únicamente podrán aplicar su superávit para actuaciones incluidas en los capítulos 6 y 7?. O si la respuesta a la pregunta 2ª es positiva, pueden aplicar su superávit también al capítulo nº 4?.

4º- ¿Cómo se calcula el importe máximo que pueden aplicar de su superávit cada Entidad Local, teniendo en cuenta que el Artículo 3.2 último párrafo del Real Decreto-ley 8/2020 hace referencia a un límite máximo para todas las Entidades Locales en su conjunto?

5º- Considerando la excepcional situación que se está viviendo, y que no se están celebrando sesiones de órganos colegiados , incluidos Plenos en las Entidades locales, así como que los plazos administrativos se encuentran suspendidos por mor de la Disposición Adicional tercera del Real decreto 463/2020 de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, ¿qué tramitación debiera darse en las Corporaciones Locales a la aplicación de su superávit, que permita responder de forma ágil y eficaz , posibilitando el desarrollo de las actuaciones citadas en el Artículo primero apartado segundo del Real Decreto ley 8/2020 de la forma más rápida posible?

Para consultar las respuestas dadas, descargue el documento.

 

DESTINO DEL SUPERÁVIR 2019: MEDIDA EXCEPCIONAL.

18/03/2020

El Consejo de Ministros ha aprobado el 17 de marzo de 2020, el Real Decreto-ley de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, que incluye ayudas para familias, autónomos y empresas y cuyo impacto económico supera los 115.000 millones de euros de recursos públicos.Las medidas adoptadas en este real decreto-ley están orientadas a un triple objetivo:

  1. reforzar la protección de los trabajadores, las familias y los colectivos vulnerables
  2. apoyar la continuidad en la actividad productiva y el mantenimiento del empleo
  3. reforzar la lucha contra la enfermedad


La norma aprobada, permite a los ayuntamientos destinar hasta 300 millones del superávit de 2019 a financiar gastos de inversión en el área de servicios sociales y promoción social. Esta medida permite adelantar el uso del superávit para dichas actuaciones y amplía el ámbito de las inversiones financieramente sostenibles. Así el real decreto-ley establece, que las corporaciones locales disponen de una cantidad de igual cuantía del superávit del ejercicio 2019 para financiar las ayudas económicas y todas las prestaciones de servicios gestionadas por los servicios sociales de atención primaria y atención a la dependencia que vienen recogidas en el Acuerdo del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, de 16 de enero de 2013, que recoge el Catálogo de Referencia de Servicios Sociales.

Reproducimos aquí el artículo que regula el destino del superávit:

Artículo 3. Destino del superávit de las entidades locales correspondiente a 2019 y aplicación en 2020 de la disposición adicional decimosexta del texto refundido de la Ley reguladora de las Haciendas Locales.

1. El superávit presupuestario de las entidades locales correspondiente al año 2019 se podrá destinar para financiar gastos de inversión incluidos en la política de gasto 23, «Servicios Sociales y promoción social», recogida en el anexo I de la Orden EHA/3565/2008, de 3 de diciembre, por la que se aprueba la estructura de los presupuestos de la Entidades Locales, previa aplicación de las reglas contenidas en la disposición adicional sexta de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Asimismo, dentro de aquella política de gasto, se considerarán, con carácter excepcional ya lo exclusivos efectos de este artículo, incluidas las prestaciones señaladas en el punto 2 del artículo 1 de este Real Decreto-ley.
Asimismo, será de aplicación el régimen de autorización recogido en el último párrafo del apartado 1 de la disposición adicional decimosexta del texto refundido de la Ley reguladora de Haciendas Locales, aprobado por real decreto legislativo 2/2004, de 5 de marzo.

2. En el caso de las Diputaciones Provinciales, Consejos y Cabildos insulares podrán incluir gasto imputable también en el capítulo 6 y 7 del estado de gastos de sus presupuestos generales destinadas a financiar los gastos citados en el apartado anterior y se asignen a municipios que:
a) Cumplan con lo previsto en la disposición adicional sexta de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril,
b) o bien, no cumpliendo lo previsto en la disposición adicional sexta de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, aprueben, en su caso, un plan económico-financiero de acuerdo con dicha norma.

Para esta finalidad las Entidades locales, en conjunto, podrán destinar de su superávit una cantidad equivalente al crédito establecido en el artículo anterior, lo que será objeto de seguimiento por el órgano competente del Ministerio de Hacienda.

Para consultar el Real Decreto-ley, pinche aquí.

Para consultar la nota de prensa del Ministerio de Hacienda, pinche aquí.

Otras cuestiones abordadas en el Real Decreto-ley:

  • El Gobierno aprueba también un suplemento de crédito de 300 millones que las comunidades autónomas recibirán para financiar prestaciones básicas de los servicios sociales en apoyo de las familia.
    Se establece un mayor plazo para que los contribuyentes puedan atender requerimientos y formular alegaciones.
  • La flexibilización afecta a los procedimientos ya iniciados, distinguiendo dentro de ellos los trámites abiertos, cuyo plazo se extenderá hasta el 30 de abril, y los que se vayan a abrir, donde el periodo de respuesta del contribuyente se extenderá hasta el 20 de mayo.
  • La misma ampliación de plazos regirá para el pago de deudas derivadas de una liquidación de la administración, los plazos de pago en periodo ejecutivo y los pagos derivados de aplazamientos y fraccionamientos.
  • La Administración compensará a los contratistas afectados por el Covid-19 que mantengan el empleo.

 

Atentamente,

Equipo CAEL.

Etiquetas: Ministerio, Noticias 2020, Superávit, ESTADO DE ALARMA